Renovarse o apagarse

Con la escalada de precios del petróleo, su agotamiento irrevocable, los niveles de contaminación y la discusión que suscita la dependencia energética de las centrales nucleares a raíz del terremoto de Japón, parece claro que las alternativas actuales para el abastecimiento futuro pasan por las renovables, como modelo ecológico y sostenible, incluso desde un ámbito doméstico, local o comunitario y no solo a gran escala de la mano de las multinacionales.

En este sentido, los sistemas de energía eólica cuentan con una de las mejores relaciones costo/beneficio para aplicaciones de energías renovables en los hogares. Dependiendo del recurso eólico una turbina eólica puede reducir la facturación eléctrica de una vivienda entre el 50 y el 80%. Un solo mini generador de 1,75 kilovatios, es capaz de producir hasta el 60% del consumo eléctrico medio de una vivienda durante sus más de 15 años de vida útil. Pero es en la combinación de tecnologías, de un sistema eólico y un sistema fotovoltaico en un sistema híbrido, el que ofrece varias ventajas debido a que los picos de operación de los sistemas eólicos y fotovoltaicos ocurren en diferentes etapas del año y del día. De este modo, es probable que los sistemas híbridos puedan cubrir prácticamente sus requerimientos de energía con una mayor concienciación en la utilización de la energía disponible.

Aerogenerador

La casa activa,  que produce más energía de la que consume, es ya una realidad con múltiples ejemplos repartidos por toda Europa y funcionando con familias reales. Estas casas utilizan la hibridación de sistemas adaptados a las condiciones de lugar, como la vivienda piloto en Aarhus (Dinamarca), que combina distintos sistemas de producción en función de la abundancia de los recursos naturales de los que dispone. La realidad de estas casas es que sus inquilinos deben adecuarse y tomar conciencia de una utilización más racional de la energía, eliminando por ejemplo el uso de secadoras y disponiendo detectores de presencia que apagan las luces si no detectan actividad durante diez minutos.

Tanto en entornos rurales como en urbanos, cuando la demanda energética es alta, o se quiere aportar independencia de las redes públicas, las centrales de microcogeneración pueden ser una opción eficiente. Su funcionamiento esta basado en un motor de combustión interna de Gas Natural o GLP, que combinado con un alternador asíncrono, producen electricidad y recuperan el calor generado durante este proceso para el circuito de ACS y la calefacción del edificio. Estas centrales de microcogeneración tienen una eficiencia energética del 90%, pudiendo llegar hasta el 98%, con la recuperación del calor proveniente de los gases de combustión. Como ejemplo urbano más significativo, tenemos el Bank of America Tower (Nueva York) que cuenta con una planta de cogeneración de 4,5 MW, que cubre sus necesidades energéticas, y donde la energía que genera dicha planta durante la noche se aprovecha para producir hielo, que será usado para la refrigeración durante el día.

Masdar city masterplan

Subiendo a una escala urbana tenemos el ejemplo de Masdar en Abu Dhabi, ciudad de 40.000 habitantes proyecto de Norman Foster. Ésta se configura como la primera ciudad sostenible y autosuficiente energéticamente del mundo, con la hibridación, acumulación y transporte de energías renovables. En este proyecto, con el paso del tiempo, podremos comprobar si las renovables son capaces de satisfacer sin otros recursos las necesidades de una pequeña ciudad.

Al margen de estos y otros intentos, en EE.UU pequeñas comunidades han subsistido desvinculadas de las redes de abastecimiento con paneles fotovoltaicos a base de reducir drásticamente sus necesidades de consumo. Si lo pensamos detenidamente, y salvando las distancias, ahí es donde la mayoría de gobiernos occidentales están orientando su política energética o parte de la misma, en la reducción por decreto del consumo de energía per cápita.

Éste creemos que es el gran reto y a su vez el gran dilema de nuestro tiempo: ¿debemos replantear nuestro modo de vida y nuestro nivel de bienestar para adecuarlos a un consumo más responsable, duradero y sostenible? o por el contrario ¿seremos capaces de, basándonos en energías renovables, satisfacer todas nuestras necesidades al ritmo de consumo actual? .

Un comentario to “Renovarse o apagarse”

  1. [...] La primera de ellas tendrá lugar el próximo jueves 14 de abril a partir de las 19h y el tema a tratar será el de las nuevas formas de producción energéticas: Microcogeneración, tema que ya tocamos hace unos día en el artículo publicado por Oscar Renovarse o apagarse [...]

Deja una Respuesta